Lanzamiento de la campaña “Un refugi on fer la nostra llar”

Lanzamiento de la campaña “Un refugi on fer la nostra llar”

La crisis social y económica derivada de la pandemia está afectando principalmente a las personas refugiadas, solicitantes de protección internacional y migrantes, agravando no solo situaciones de vulnerabilidad y exclusión social; sino discursos xenófobos y de preferencia nacional en el acceso a derechos y recursos. Además, se criminaliza y utiliza la migración como causante de la crisis.

Aunque a todas y todos nos afecta el acceso a un trabajo digno, la tasa de desempleo de las personas migrantes se dispara notablemente en momentos de crisis económica; además de acentuarse la segregación laboral en sectores y actividades elementales, de carácter estacional y acceder a trabajos mal remunerados. Esta pérdida de trabajo e ingresos ocasiona de una manera más rápida y grave consecuencias de vulnerabilidad al no contar, generalmente, con redes familiares y sociales.

Remarcar la invisibilidad y precariedad que sufren las mujeres migrantes trabajadoras del hogar, las cuales han apoyado, en condiciones de desprotección, a la actividad de cuidados esenciales en esta larga época de pandemia.

Pese a que estas personas tienen una formación académica y profesional prolongada y, en ocasiones, una trayectoria laboral en puestos de responsabilidad, suelen ocupar trabajos caracterizados por la precariedad y baja cualificación profesional.

Queremos con esta campaña sensibilizar la ciudadanía, y en especial al sector empresarial, para cambiar esta situación, queremos caminar hacia una ciudad inclusiva y libre de prejuicios.

En momentos complicados, todas y todos necesitamos estar en un buen refugio.

Unirme a la discusión