Inclusión bancaria

Inclusión bancaria

Las cuentas de pago básicas son un producto financiero a través del cual se pretende promover la inclusión, garantizando a la ciudadanía el acceso a los servicios bancarios básicos (depósito y retirada de dinero, operaciones de pago a través de la ejecución de adeudos domiciliados, transferencias y tarjeta de pago).

La Directiva 2014/92 del Parlamento Europeo y del Consejo desarrolló el acceso a la cuenta de pago básica y prohibió todo tipo de discriminación conforme a lo contemplado en el artículo 21 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

En el Estado Español, desde que entró en vigor el Real Decreto-ley 19/2017, de 24 de noviembre, las entidades financieras deben ofrecer cuentas de pago básicas a aquellos/as potenciales clientes que sean solicitantes de asilo o no tengan un permiso de residencia, pero su expulsión sea imposible por razones jurídicas o de hecho. Asimismo, en el Real Decreto 164/2019, de 22 de Marzo, se establece un régimen gratuito de este tipo de cuentas en beneficio de personas en situación de vulnerabilidad o con riesgo de exclusión financiera.

Pese a estar regulado el acceso a cuentas de pago básicas, son varias las dificultades en las que se encuentran las personas solicitantes de protección internacional para poder disponer de una, entre ellas: las entidades bancarias no informan o desconocen de la existencia de este tipo de producto financiero; no reconocen como válidos sus documentos de identidad, teniendo especial dificultad las personas en situación administrativa irregular cuya expulsión es imposible por razones jurídicas o de hecho; les obligan a contratar otro tipo de productos o servicios para abrirles la cuenta; o requieren documentación adicional de forma arbitraria en función de la sucursal bancaria donde se solicite la apertura.

Salif Conte, solicitante de asilo procedente de Guinea Conakry, tardó casi dos años en abrir una cuenta de pago básica. «Fui a todos los bancos de Valencia y en ninguno me hacían caso. Tenía permiso de trabajo y NIE, documentación válida, pero siempre me decían que no servía. En algunas oficinas me pedían contrato de trabajo y yo les decía: ¿Cómo voy a tener un contrato si no tengo cuenta para ingresar la nómina?”.

La falta de acceso a este derecho, restringe el acceso a otros derechos, como no poder contratar servicios básicos (la luz o el agua); tener problemas a la hora de alquilar una vivienda y abonar el alquiler, de encontrar un empleo o no poder solicitar las prestaciones sociales de las administraciones públicas.

Ante estas dificultades, desde la “Nostra Ciutat, el Teu Refugi” hemos venido informando y asesorando a las personas sobre el acceso y mantenimiento a cuentas de pago básicas, tanto de forma individual como a través de las charlas grupales ¡Conoce tus derechos!, realizando también dípticos informativos, traducidos en varios idiomas, para que conozcan y ejerzan sus derechos financieros. Por otra parte, se está realizando interlocución y mediación con varias entidades bancarias en aras a aplicar la normativa vigente.

«Yo he tenido suerte porque he contado con el acompañamiento y respaldo de CEAR PV, ahora ya tengo cuenta, pero hay mucha gente que no llega a tener ese apoyo y desconoce sus derechos. Ojalá los bancos respeten nuestros derechos porque esto condiciona nuestras vidas».

Es de destacar la moción aprobada en pleno por el Ayuntamiento de Valencia, el 22 de octubre de 2.021, para exigir al Gobierno del Estado, al Banco de España y a las entidades financieras que operan en la ciudad de Valencia que cumplan la normativa europea y los dos reales decretos que establecen un régimen gratuito de cuentas de pago básicas en beneficio de personas en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión financiera.

Descarga el folleto informativo

Unirme a la discusión